Menú de productos >>>
Lo más vendido
eGo AIO
eGo AIO
$450.00
EUREKA DOUBLE Premium e-liquid
EUREKA DOUBLE Premium e-liquid
$120.00
Oferta: $80.00
Minifit
Minifit
$450.00
UWell Crown 3
UWell Crown 3
$890.00
Formas de Pago
PayPal
PayPal
OXXO
Santander
Testimonis

Dejar de fumar

Dejar de fumar sí que es posible, existen cientos de personas alrededor del mundo que lo han logrado; el proceso es duro y puede tomar tiempo, por supuesto, pero esto variará según el compromiso de la persona y su grado de adicción.

Es importante tener conciencia de cómo el cigarro daña tu cuerpo y de todos los beneficios que obtienes al dejar de lado el hábito de fumar. A la par, debes saber que tienes la posibilidad de escoger entre distintos métodos para lograr tu objetivo y ver cuál de ellos se adapta mejor a ti. Incluso puedes probar e intentar con más de uno, hasta que encuentres con el que te sientas más cómodo, pero sobre todo, con el método que veas mejores resultados.

¿Por qué dejar de fumar es la mejor decisión que puedes tomar para tu cuerpo?

Sí, dejar el hábito de fumar no es grato y resulta todo un reto para aquellos que poseen un hábito bastante arraigado. Sin embargo pasar algunos días de malestar a causa del proceso es mejor que tener una salud mermada por el cigarro.

¿Cómo afecta el cigarro a tu cuerpo?

  1. Daña tu corazón y vasos sanguíneos, por lo que eres propenso a padecer arteriosclerosis.  
  2. La sangre se vuelve gruesa (debido a la presencia de coágulos).
  3. Te vuelves propenso a sufrir enfermedades como: enfermedad vascular periférica, enfermedad cerebrovascular y ataque cardíaco.
  4. Cáncer de estómago o úlceras.
  5. Cáncer de riñón.
  6. Tu piel envejece de manera prematura por falta de oxigenación.
  7. Derrame cerebral.
  8. Los pulmones se encuentran en peligro de desarrollar enfermedades como: tos, asma, neumonía, cáncer de pulmón o enfisema.
  9. Mal aliento.
  10. Dientes manchados.
  11. Tu sentido del gusto se altera.
  12. Bolsas debajo de los ojos.
  13. Dedos amarillos.

Según los datos de la OMS, la mitad de fumadores de tabaco alcanzan la muerte de forma prematura. Tan solo en México, en el año 2016 ocurrieron aproximadamente 40 mil muertes por fumar, según lo declarado por el titular de Atención Médica de la Dirección General de Atención a la Salud de la UNAM.

 

 

 

 

 

Beneficios que obtienes al dejar de fumar

Existe una gran cantidad de buenas razones para dejar el tabaco, los beneficios son bastantes y los cambios las verás al poco tiempo. En primera instancia, tu bolsillo te lo agradecerá.

Al dejar el hábito de fumar, apenas pasadas las primeras 48 horas, tu cuerpo experimentará la ausencia del tabaco limpiándose de monóxido de carbono, y tu sentido del gusto mejorará. Al pasar 72 horas, notarás una mejor respiración. Además tu circulación se beneficiará después de 2 semanas, y mejorará aún más pasadas 12 semanas sin fumar.

Después cuando hayan pasado tres meses, los problemas respiratorios disminuirán de manera notable. Cuando cumples un año sin fumar, el riesgo de desarrollar enfermedades de corazón habrá bajado hasta en un 50%, lo mismo sucede con el cáncer de pulmón, cuyo riesgo baja también a un 50% después de superar los 10 años sin fumar.

Si ya has cumplido 13 años limpio, la posibilidad de perder tus dientes se reduce a la misma que un no fumador. Y cuando ya tienes más de 15 años, tienes el mismo riesgo de sufrir un ataque al corazón que el de una persona que nunca ha fumado.

5 distintos métodos para abandonar el cigarro

Si realmente estás decidido a dejar de fumar, debes prepararte para salir de este mal hábito. Además de elegir un método para hacerlo, considera obtener apoyo de alguien cercano, y  también puedes adquirir nuevas rutinas que remplacen el acto de fumar.

A continuación, te dejo una lista con cinco métodos, algunos funcionan mejor que otros que requieren de un esfuerzo mayor, pero todos han demostrado que pueden combatir el hábito de fumar.

  1. Parche de nicotina

El parche de nicotina lo que hace es disminuir los efectos de la abstinencia al ir liberando poco a poco la nicotina en tu organismo. Para que cause efecto, debes leer cuidadosamente las instrucciones y seguirlas al pie de la letra, de esta manera evitarás los efectos secundarios como el no estar recibiendo la cantidad de nicotina que deberías. O bien, tener enrojecimiento, picazón, urticaria, hinchazón o alguna otra reacción en la piel. Si presentas estas reacciones, o si persisten, lo mejor es consultar a un médico.

Ten en cuenta que el parche debe cambiarse entre las 16 y 24 horas de habértelo puesto, el objetivo es ir bajando los niveles de nicotina hasta dejar el parche en cero. Si sabes usarlo bien, puede ser un buen método para dejar el consumo de cigarrillos.

 

  1. Chicle de nicotina

Ya que el chicle es un hábito que mucha gente tiene, pensar en combinarlo con nicotina no parece tan descabellado. El chicle de nicotina es duro, y se recomienda que se mastique durante 15 minutos. El objetivo es que el chicle se ablande y empiece a generar un hormigueo y sabor picante, cuando esto pasa debes colocarlo entre tu encía y mejilla. La sensación pasará, entonces volverás a masticar hasta que de nuevo comience el hormigueo. Esto se hace para que el cuerpo pueda absorber la nicotina. No se recomienda usar más de 24 chicles por día.

El chicle de nicotina fue en su inicio un medicamento, por lo que los efectos secundarios son algo real. Sin embargo, si se usa de manera prudente, los efectos pueden disminuir considerablemente; por ejemplo, no es recomendable masticar de manera rápida ni masticar un chicle tras otro. De lo contrario podrás tener nauseas, mareo, diarrea, malestar en mandíbula, boca y dientes, entre otros.

 

  1. Pastillas

Aunque es necesario un estudio más a detalle sobre los efectos de estas pastillas, han resultado ser un buen método para abandonar el hábito de fumar.

Dependiendo de la pastilla que elijas, deberás empezar a tomarla ya sea un mes o una semana antes del día en que dejarás de fumar. Para poder adquirir estos medicamentos necesitarás receta:

  • Vareniclina. Disminuye los efectos de la abstinencia y el placer al fumar. Sus efectos secundarios son nausea, vómito, dolor de cabeza, insomnio, etc.
  • Bupropión. No contiene nicotina, pero ayuda a controlar los efectos de la abstinencia. Sus efectos secundarios son boca seca, cansancio, estreñimiento, etc.
  • Nortriptilina. Debe tenerse precaución al momento de estar tomando esta pastilla, cuidar la dosis y al momento de querer parar, debes hacerlo progresivamente, nunca de golpe. Efectos secundarios: sequedad en boca, estreñimiento, etc.

Otras pastillas:

  • Clonidina. 
  • Naltrexona.

4. Vapeadores

Una de las cosas que hace efectivo al vapeo, es que mantiene el ritual de fumar un cigarro y la persona no se desapega del bienestar psicológico que le produce fumar. Lo que sí hace, es cambiar el humo del tabaco por vapor, lo que elimina el riesgo de seguir alterando su salud, además, los fumadores siguen inhalando el “humo” pero ahora en forma de vapor de la misma manera que un cigarro.

De igual manera, con los vapeadores se puede regular el nivel de nicotina, según el nivel de adicción. El objetivo final es reducirla gradualmente a cero, hasta que el líquido que se utilice sea solo sabor y nada de nicotina.

El vapeo es el único método que te sigue permitiendo tener la sensación de fumar, pero sin los efectos negativos. Otra de sus ventajas es que no se necesitan recetas para poder tener uno, y se puede disfrutar del hábito de “fumar” pero sin el mal olor en cabello y ropa. Y a largo plazo ahorras dinero.

Hasta el día de hoy, la mayoría de personas que han optado por utilizar este método han logrado sustituir el cigarro por el vapeador para dejar el cigarro de una vez y para siempre.

 

  1. Abstinencia

Este método sin duda es el más sano y económico de todos, pues no se necesita de medicamento o sustituto del tabaco. Sin embargo, los síntomas de la abstinencia pueden resultar bastante fuertes de sobrellevar para una persona, ya que se puede experimentar depresión, dolor de cabeza, náusea, estreñimiento, insomnio, entre otros. Y quizá uno de los síntomas más grandes: un alto nivel de estrés.

Por otro lado, al no depender de algún sustituto, la persona que decide dejar el cigarro, puede verse tentada por cualquier cosa dentro de su rutina que le recuerde el deseo de fumar. Es por eso, que esta técnica, necesita de una gran fuerza de voluntad y un objetivo claro.

Finalmente, una vez que te des cuenta lo que el tabaco está ocasionando a tu salud y tomes la decisión de dejar de fumar, escoger un método que te ayude, será el siguiente paso. En este sentido, si decides usar el vapeador, en Provaping tenemos una gran variedad de dispositivos, y puedes escoger el que mejor se adapte a tus necesidades y gustos.

Acércate y empieza tu proceso, nosotros te apoyamos y te asesoramos para que tengas tu vapeador ideal.