Menú de productos >>>
Lo más vendido
Minifit
Minifit
$450.00
Stick V8 Kit
Stick V8 Kit
$870.00
Tarot Pro 160W
Tarot Pro 160W
$1,500.00
Oferta: $1,300.00
SWAG KIT
SWAG KIT
$1,280.00
UWell Crown 3
UWell Crown 3
$890.00
Formas de Pago
PayPal
PayPal
OXXO
Santander
Testimonis

Vapeadores

Cada vez son más personas las que deciden dejar su hábito de fumar y cambiar el cigarro por vapeadores. Sin embargo, aunque la popularidad del vapeo va en aumento, siguen existiendo dudas. Por eso, de entrada, es importante saber que el vapeo se hace sin tabaco e incluso algunas personas lo hacen sin nicotina.

No se está hablando de una moda o de verse con más clase, esa idea ya la vendieron los cigarros tradicionales. El tema aquí es el siguiente: cuando alguien decide empezar a vapear, es porque es fumador y quiere dejar de serlo. Así que, si no eres fumador el vapeo no es para ti.

Otra de las dudas más comunes es cómo nombrar a estos dispositivos, si se deben llamar cigarros electrónicos, que es el nombre con el que se conocieron al salir por primera vez al mercado, o bien con el nombre de vapeadores. También es normal que se cuestione cuál es la diferencia entre ellos, etc., y así como estas, existen otras preguntas más que a constinuación responderemos, dándote la información que necesitas para tomar la decisión final de entrar de lleno al excitante mundo del vapeo.

¿Por qué es mejor llamar vapeador a los cigarros electrónicos?

¿Sabías que puedes llamar vapeadores a los cigarros electrónicos, y que en realidad estarás llamándolos de una manera más precisa, y que describe mejor a este dispositivo? Los términos “vapear” y “vapeador” han llegado para quedarse, ya que enmarcan la idea crucial entre la diferencia que existe entre inhalar el humo de un cigarro e inhalar el vapor de estos dispositivos electrónicos.

Es cierto, en sus inicios tenían la forma de cigarro, pero con el paso del tiempo han sufrido adaptaciones, tomando formas tan distintas que nada tienen que ver con la figura tradicional de un cigarro. También sus diseños se han vuelto más amigables, con baterías más grandes y aguantadoras y con contenedores con capacidad para almacenar más líquido.

Otra de las razones para dejar de llamarlos cigarros electrónicos es que sigue dando la idea de estar fumando, cuando en realidad se está vapeando, es decir, inhalando vapor. Utilizar el término vapear y sus derivados, puede ayudar a entender mejor el concepto de este dispositivo: ofrecer una opción para aquellos que quieren dejar de fumar y estar libres de los productos perjudiciales que aporta el tabaco.

¿Cuál es la historia de este dispositivo?

Fue en el año de 1960, cuando Herbert A. Gilbert creó el primer antecedente de lo que con el tiempo vendría a convertirse en un vapeador, nombre por el que lo conocemos ahora, su modelo no llevaba nicotina y representaba una opción para quienes quisieran dejar de fumar. Sin embargo, debido al éxito comercial del cigarro, su diseño quedo en el olvido.

Fue hasta principios del 2000 en China, cuando Hon Lik, después de la muerte de su padre a causa de cáncer de pulmón ocasionado por fumar, patenta e introduce su modelo electrónico de este dispositivo. Lo hace primero en su país, después lo lleva al mercado europeo y finalmente a Estados Unidos. Esto ocasionó un aumento en la demanda del producto, y por lo tanto, un aumento de fabricantes.

Por supuesto, su mecanismo ha ido evolucionando a través de los años, entre otras cosas, por las mismas exigencias de los usuarios. Esto lo aprovecharon dos ingleses, Umer y Tariq Sheikh, quienes inventaron el cartomizador, lo que hizo que fuera más fácil usarlo. De hecho, esta modificación ha quedado como el modelo más usado en la mayoría de las marcas de este producto.

Otras de sus adaptaciones es la invención de componentes intercambiables, la oportunidad de poder controlar la cantidad de líquido dentro del producto. También el hecho de que, al día de hoy, puedas comprar tu dispositivo de manera personalizada, con atomizadores que se pueden cambiar y baterías con un voltaje determinado.

Sin duda, conforme vaya avanzando la tecnología, seguirán modificándose. 

¿Cómo funciona?

El vapeador tiene un contenedor o cartucho, en donde se introduce el líquido que se va a vapear, funciona con una resistencia que hace que el líquido se caliente; también tiene un sensor que detecta cuando la persona está vapeando, esto hace que la resistencia empiece a funcionar.

Tiene su batería que durará encendida dependiendo del modelo del producto; la función de la batería es calentar la resistencia, la cual vaporizará el líquido. Esta resistencia se encuentra dentro de un tanque, atomizador o claromizador, dependiendo del diseño que se utilice, cuenta con un microprocesador que ayuda a regular la temperatura y el calor.

Por último, algunos modelos tienen un led que se enciende gracias al sensor, que le manda la señal cada vez que se inhala el vapor.

¿Diferentes formas para vapear?

Existen dos maneras de vapear, por la que te inclines dependerá de la satisfacción que estés buscando.

  1. Pulmón directo: Este tipo de vapeo va directo a los pulmones y se enfoca en producir mucho más vapor y menos sabor. Para poder hacerlo se debe abrir la entrada de aire. El golpe en la garganta es fuerte y directo.
  2. Boca-Pulmón: Aquí el enfoque está en el sabor, se inhala para llenar primero la boca de vapor y después pasarlo a los pulmones, por lo que el vapor que se genera no es mucho. La abertura del aire es menor, lo que ocasiona que el sabor del líquido sea más fuerte. El golpe de boca a pulmón es ligero y se asemeja mucho a la manera en que se fuma un cigarro.

Cualquiera de las dos técnicas requiere de una inhalación pausada, constante y fuerte.

¿Cuáles son las ventajas de sustituir el cigarro normal por un vapeador?

El Departamento de salud del Reino Unido ha comprobado que vapear es un 95% menos dañino que fumar un cigarro de tabaco, por lo que contribuir a la salud es su principal ventaja. Los vapeadores son especiales para las personas que desean dejar de fumar, pues si bien los diseños ya no son similares a los cigarros tradicionales, siguen siendo, en su procedimiento -aspirar, mantener la respiración, exhalar, etc.- pensados para simular la experiencia de fumar un cigarro. 

Además, al ser posible cargarlo con distintos niveles de nicotina, las personas siguen obteniendo la satisfacción que necesitan, aclarando que colocar nicotina al momento de vapear es opcional, así como la elección de los distintos niveles de nicotina, desde un nivel cero, tres, entre otros. El nivel que se escoja dependerá de cada persona y su situación particular.

Lo anterior proporciona un bienestar en la salud de los fumadores y no genera ansiedad en las personas. El objetivo es ir bajando los niveles de nicotina hasta eliminarlo completamente, sin que los fumadores lo echen de menos o presenten alteraciones emocionales.

Finalmente, dentro de la gran variedad de modelos de vapeadores, puedes elegir el tuyo de acuerdo a tus preferencias y necesidades. No importa si eres principiante o ya tienes tiempo vapeando, siempre encontrarás un diseño que se adapte a ti.

Además, si se ve a largo plazo, representa una buena inversión, pues cuidas tu salud y ahorras dinero.

Hoy es el día perfecto para tomar la decisión de cambiar tu vida y mejorar tu salud, y en Provaping te ayudamos, puedes escoger el modelo que más te guste, sin  preocuparte si eres principiante en esto del vapeo, pues tenemos un chat en donde puedes hacer todas las preguntas que desees, ya que estamos para orientarte.

Acércate y goza de los beneficios del vapeo y los vapeadores, y adéntrate en un mundo nuevo que te llenará de satisfacción.